miércoles, 22 de septiembre de 2010

Qué infelices somos con todo lo que tenemos



Hace días que debería de haber subido estas fotos.
Me fui a ver un depósito para ver unos trabajos que había que realizar alli.
Al cabo de un rato se acercó un niño. Es el más alto de la foto. Después de un rato llegó el pequeño.
Mi sorpresa fué que le vi descalzo por aquel montón de piedras!

Me hizo acordarme de cuando mi padre me decía que iba a "yendar" las vacas al monte y que algunas veces iba descalzo porque quizas se le hubieran roto las alpargatas que tenía ya arregladas con un trozo de neumático por suela...

Así están las cosas aqui en algunos aspectos, como hace 60 años...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada