domingo, 19 de septiembre de 2010

País rico. Pueblo pobre

Hace tiempo que no escribo nada porque desde hace unos meses la carga de trabajo ya no es ni mucho menos la que tenía en los primeros meses, y cuando vuelves a la habitación lo único que te apetece es una ducha y una cerveza con los amigos que aqui tienes.

Estos días aprovecharé para poner un poco al dia mi blog y seguir contando historias como que el finde pasado estuve con un colega de aqui de trabajo en el desierto. Nos metimos 900kms entre pecho y espalda para ver las dunas, oasis, montar en camello y comer en casa de un gendarme con toda su familia durante la fiesta del Aid.
Pero eso prefiero contarlo con calma y poner unas cuantas fotos mostrar cómo es aqui el desierto y cóomo fue ese viaje para nosotros.

Pero hoy tengo que escribir porque me ha sucedido algo muy "chocante" por decirlo de algun modo.
Alguien de aqui que conozco desde que estuve en una formación en Bélgica con el cliente me ha llamado esta tarde. Hoy me he pasado todo el día en la obra y cuando me llamó me encontraba aún lejos, a más o menos 1h de Maghnia, pero insitió que quería verme, que necesitaba hablar conmigo.
Después de hacerle espera un buen rato porque de camino aqui me surgieron imprevistos, nos vemos en la puerta de la oficina.
Comenzamos a hablar y me pregunta por el proyecto, cuando se terminará, cómo lo llevamos, etc. etc. etc.
Evidentemente eso no era para lo que quería verme, asi que enseguida fué al grano.

Me dijo que tenía un un problema familiar grave y que necesitaba que le prestara dinero.

Yo me quedé sin saber bien qué decir. Me decía que sentía mucho tener que pedirmelo y que me lo devolvería el proximo mes, pero que ahora lo necesitaba con urgencia.
Le pregunté que para qué era en concreto y me dijo que era para poder hacer un escaner a un familiar, porque por el seguro le pedían un monton de papeles y se iba a hacer largo... como se puede ver aqui la medicina privada también funciona mejor y más rápido que la nuestra, aunque la nuestra también funcione muy rápido según qué disciplina.

Yo le tuve que decir que no tenía dinero para prestarle. Y es la verdad. Aqui soy el único que no recibe un salario en dinares argelinos porque se supone que hago una colaboración y por ello no tengo derecho a ese salario. Tampoco tengo euros para prestarle porque cambié cuando entre esta ultima vez y ya gasté casi todo.

Aqui te quedas un poco con la duda de si realmente te lo podrá devolver sea mucho o poco, pero también con el mal cuerpo de saber para qué es no poder ayudarle en el momento.
Es curioso pero este pais se está poniendo al día en muchas cosas en materia de tecnologías, infraestructuras o sanidad, pero como siempre pasa en estos paises que están levantando el vuelo, sólo unos pocos pueden acceder a todo eso. Solo unos pocos pueden tener un buen coche para utilizar las autopistas que se están construyendo, sólo unos pocos tienen el salario adecuado para poder disfrutar de una sanidad completa. Por lo que he visto, la sanidad pública no te cubre todo, y si lo hace te pone un montón de trabas para poder acceder a cualquier análisis o prueba médica.

Este es un país increiblemente rico y por el contrario su gente en un gran porcentaje vive con poco más de 100€ al mes para una familia con 4 miembros. De dónde sacan el resto? con el contrabando de gasoil o de cualquier cosa con Marruecos seguro que la mayor parte de la gente de esta zona puede vivir.
Aunque nadie se muera de hambre en el país, la gente que vive para esta zona tiene su subsistencia un poco mejor asegurada gracias al contrabando con el país de al vecino.

Volviendo al tema de esta entrada. Me he quedado helado cuando este hombre vino a verme. No sé aún qué hacer. Aunque no tenga el dinero no sé si pedirle yo ahora un favor a alguien para ayudar a un amigo.
No sé, a ver qué puedo hacer.

Ya contaré...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada