lunes, 24 de enero de 2011

Me quieren casar!!!

Hoy me ha pasado algo que no creo que nunca se me vaya a olvidar. Hoy me han ofrecido a... una niña?

Todo esto viene desde el día en que tuve darle un regalo (un sobre con un montón de pasta) a una familia de aqui de parte de un antiguo compañero de trabajo. Este me lo dió el día que nos volvíamos a casa por navidades.
Me dejó este encargo y en cuanto llegué aqui pues me puse en contacto con la familia.
Al otro lado del telefono apareció una mujer con la que muy difícilmente me conseguí entender, pero dije un par de palabras clave en plan: tu conoces a "perico" y el tuvisteis una festa no? con quien?.. en fin.
Conseguí quedar con la señora en la recepción del hotel (vino con una niña y un par de renacuajos), que ella por lo visto conocía bien. Una vez alli tuve que pedir a alguien que hiciera de traductor porque me era imposible entenderme, lo cual me hacía preguntarme cómo el paisano que me dio el regalo llegaba a entenderse con esta gente.
En fin que les dí el sobre y después de marcharse muy agradecida, a la tarde me llama la niña y me dice que su padre quiere hablar conmigo. OSTIAS!!! asi que había adoptado a toda una familia incluido el padre!!!???
Total que el paisano se queda muy agradecido por haberle llevado el regalo y quiere que ese fin de semana vaya por su casa para comer con ellos porque quiere agradecerme el haberles llevado el regalo. Yo les digo que el fin de semana me voy con la gente de aqui a Tlencem y que otro dia
Entonces lo que hacen es darme toques casi todos los dias a ver si quedo con ellos para comer en su casa, pero como tengo su numero registrado pues paso de cogerselo.
Hasta que un dia me llama un numero desconocido y al descolgar una voz femenina me dice que es la hija de la señora y que quiere verme. Yo le digo que tengo mucho trabajo todos los dias y que los fines de semana nos vamos los de aqui a algun lado y que tampoco nos podremos ver.

Si aqui alguien te conoce van a intentar de un modo u otro sacarte pasta. Acaban chantajeandote de una manera u otra. No te invitan a casa por nada. Este pais tiene gente muy pobre, con muy poca cultura y tu eres una posible salvación para ellos.

Total que la chica me sigue llamando durante varios dias pero como ya tengo su numero pues como que paso de descolgar pa que me cuente historias de que quiere verme...

Pero hoy fue diferente. Estando en la oficina liado con mil historias con que estamos estos dias me llama un numero desconocido. Lo cojo y resulta ser la señora que dice que está donde yo trabajo y que si yo estoy alli.
Yo le digo que sí y ella se arregla para decirme que si puedo salir para verla, que ha venido también su hija.
Bueno, salgo y según me voy acercando a donde estaban veo una NIÑA sentada en un banco. Me asomo dentro de la garita del guarda y alli está la señora.

Empezamos a hablar, bueno yo le hablo en francés y ella me responde con las cuatro palabras en español que aprendió de mi ex-compañero, y yo le digo que tengo mucho trabajo desde que vine y que por eso no les he ido a ver o a tomar un té a su casa. Me presenta a su hija, la que me habia llamado varias veces.
Yo le pregunto que qué tal por el cole, porque la niña tenia pinta de no tener más de 17 años... como mucho!
Su madre toda orgullosa me dice que ella estudia algo de informatica o no sé qué en Oran. Qué bien!
Yo les digo que si están bien y que si hablan algo con mi ex-compañero... tipicas preguntas de cortesía. ya que habían ido hasta alli pues...

Pero mi tiempo se acaba y desde que entré alli ya me olía todo lo que me pasó en aquel rato. Lo vi claro desde el momento en que me acercaba a la garita y vi aquella niña sentada en el banco.

Le digo que me tengo que ir, que tengo mucho trabajo y que quizas un dia con menos trabajo les llame para tomar un té (Mentira!) y cuando ya me estoy despidiendo la señora me dice:
"Qué, Denia está bien no?"

Yo no salía de mi asombro. La miro a la niña, la miro a ella y le doy las buenas tardes y me voy.

Aquella señora se presentó alli para que conociera a su niña y ver si tenía suerte y la podía enganchar con un extranjero que le diera un futuro.

Sigo flipando con la situación.

Lo he comentado con alguna chica de las que trabajan en la oficina y lo que me han dicho es que en esta zona las familias tienen mucha costumbre de casar a sus niñas con edades entre 15 y 17 años con tios de 30 o 35 años que les puedan solucionar la papeleta.
Parece mentira para un país tan sumamente rico como es este que la mayor parte de la población esté tna sumamente desesperada!

En fín, tenía que contarlo porque esto no te pasa todos los días.

Hay que venir aqui para que te pasen estas cosas. A un pais como este, de otros tantos no desarrollados.

Ciao

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada