lunes, 13 de julio de 2009

Castrones en Ainsa (Huesca)

Buenos Días!
Menudo fin de semana en Ainsa-Sobrarbe (Huesca)!!!
Allí nos juntamos unos cuántos asturianos y un alavés para rutear por lo que llaman el pre-pirineo.
Fuimos con rutas marcadas por GPS. Estas y otras se pueden encontrar en los siguientes enlaces:

Canal de Cinca

http://www.gpspirineo.com/index.php?option=com_fireboard&Itemid=25&func=view&id=1021&catid=4

Mirador de Ordesa(Mirador de Monte Perdido)

http://www.gpspirineo.com/index.php?option=com_content&task=view&id=283&Itemid=99999999


Lo primero de todo decir que Ainsa es un pueblo medieval precioso e increiblemente bien conservado. Tiene una plaza aporticada con una iglesia, y está llena de terrazas para tomar algo, comer y/o cenar. Eso, unido a la estupenda temperatura que hacía estos días convierte el sitio en un lugar de relax con un encanto muy especial.

Allí nos acogió Jorge, un chico del foromtb que se portó de PM con nosotros. Él es el gerente de El reino de Sobrabe, que son unos apartamentos rurales increiblemente bien puestos, nuevos, decorados muy muy bien y con todos lujo de detalles. A mi me han ¡mpresionado lo guapos y bien situados que estaban.

El sábado cenamos en la plaza del pueblo una parrillada de carne, que como buenos castrones, nos la bajamos sin pestañear! Hay que ver cómo y en qué cantidades estamos acostumbrados a comer en el Norte.



El Sábado nos levantamos con un día de sol del carajo. Desayunamos, cargamos nuestras bicis en los coches y pa'rriba!. Aparcamos en un sitio al lado del río y allí pillamos una pista ancha hacia arriba durante unos 5 Kms, y enseguida tocó pornerse las protecciones para bajar por un senderito estrecho, revirado, con Zs y entre pinos que lo hicieron tener mucho Flow. Después del sendero de bajada, la ruta sigué por un PR o un GR (no recuerdo bien) del canal del Cinca. Se va todo el rato cerca del canal o incluso por encima del mismo. Las vistas son impresionantes: montañas verdes de pinos y valles lejanos y profundos en algunos momentos te dejan la boca abierta en más de una ocasión.
La ruta se hace larga.... muuuuuy larga porque es todo un sube-baja contínuo que te rompe por completo. No consigues coer un ritmo ni de subida ni de bajada porque tan pronto le estás pillando el gusto a bajar te toca echar pié a tierra y tan pronto estás pillando el ritmo para subir te toca bajarte porque ya se hace imposible ese tramo. Tan sólo hay un punto en donde coger agua y se hace imprescindible saber administrar la que llevas en el Camelbac desde que sales, máxime cuando se hace en unas fechas como las que estamos.
En el recorrido se pasan por senderos que están al borde de precipicios o por sitios estrechos con tres o cuatros metros de caida entre árboles lo que hace que la ruta tenga su punto de riesgo y exija pericia a la hora de ciclar por estos sitios. Es decir, no es para nada una ruta por la que pasear la bici.

Tras llegar por fin a los coches y volver de vuelta al pueblo, la ducha fué una magia reparadora después de tanto calor.
Yo estaba particularmente cansao porque no había podido coger la bici tanto como me hubiera gustado antes de la cita... pero salí del paso.

El domingo tocaba ruta al Mirador de Ordesa.
Comenzó por subir por una pista infernal durante 12Kms. La subida se hizo bastante agradable porque, a pesar de que pegaba bien el sol, al menos corría el aire y eso refrescaba mucho. Las vistas a medida que subiamos eran mejores, pero de ninguna manera podíamos imaginar la escena final de aquel escenario al que tan poco estamos acostumbrados.
Dejamos la bicis en el camino y nos acercamos al mirador de un anfiteatro sacado de una película. Las fotos no merecen la magnitud del paisaje. Es increible ver esas paredes verticales e infinitas, coloreadas de arriba abajo. Por debajo de donde estabamos discuría un valle precioso que se adentraba hasta la base del Monte Perdido. Tiene que ser increible caminar por él... quizás en otro momento haya que volver para hacer otro tipo de rutas.



Después de la subida... viene la bajada! tanto sufrimiento tiene que ser recompensado no? pues comenzamos una bajada bastante técnica en su primera parte porque estaba llena de pedrolos muy grandes que obligaban a ser bastante habilidoso para que la horquilla no se trabara y salieras por delante. Una vez salvada esta parte comienza la bajada con 'Flow' de verdad! senderos rápidos, Zs y bajadas por graveras que lo hicieron muy divertido... auqneu para mi, se me hizo un poco corto. Supongo que me esperaba una bajada mucho más larga como hacemos aqui en Asturias cuando subimos a mucha altura, pero bueno, tanto dejó mal sabor de boca aunque sí que se qudó bastante seca la de algunos porque en esta ruta no hubo ni un solo sitio donde coger un poco de agua y ... 5h de ruta con tan solo 3l de agua... se hace larga en ese sentido.

Luego tomamos carretera y para Ainsa a recoger todo porque algunos nos teniamos que volver para casa a currar el Lunes y otros con más suerte continuaron hacia Vallnord a disfrutar de un par de días de bajadas a dolor!
Se lo pasaron de PM, doy fé.

Seguiremos contando rutas y desventuras aventureras...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada